Los secretos del zumo de naranja (recetas, trucos y tips)

No podemos negarlo, el zumo de naranja es el zumo clásico por excelencia, por lo menos uno de los más consumidos. Con tantos zumos de todo tipo, su presencia histórica se ha ido reduciendo, pero no se puede negar que el zumo de naranja sigue presente en casas y bares, y casi siempre hecho de manera casera.

Por eso, con toda la experiencia acumulada de años haciendo zumos, os traemos algunos trucos concretos para hacer zumos y algunas recetas muy particulares. En este último apartado me centraré en recetas que añadan toques exóticos y pequeñas modificaciones a lo que es una base de “zumo de naranja”.

Trucos para obtener un mejor zumo de naranja

Para obtener un zumo de naranja ideal, nuestros sentidos deben estar atentos desde el momento de la propia compra de la fruta. Cuando estemos delante de un surtido de naranjas debemos fijarnos en que no esté expuesto al sol, pues al aire libre tanto naranjas y mandarinas empiezan su oxidación, y si les da el sol pierden gran parte de su contenido vitamínico. En cuanto a la naranja en sí, nos fijaremos sobre todo en que su piel no esté muy arrugada.

Una vez tenemos la fruta, llega otro momento clave: el exprimido. Para él nos podemos servir de una batidora (conservará la pulpa) o una licuadora (separará pulpa de zumo). Ambos aparatos ofrecen resultados muy distintos en cuanto a la textura. Por otro lado, es conveniente que usemos un recipiente de plástico, pues los recipientes metálicos incrementan el proceso de oxidación.

Cuando hemos batido o licuado las naranjas, lo ideal es consumirlo al instante. Dejar pasar el tiempo del zumo al aire libre empeorará su calidad

Si queremos conservar nuestro zumo de naranja, lo ideal sería guardarlo en un recipiente de plástico que sea transparente, y llenar dicho recipiente hasta los topes para evitar la presencia de aire. A continuación lo guardaremos en el congelador.

Zumo de naranja: recetas con un toque especial

Un solo vaso de zumo de naranja aporta hasta el 90% de vitamina C que necesitamos diariamente. Pero está claro que tomar a diario el mismo zumo puede llegar a resultar algo aburrido. Por eso, aquí os dejamos con algunas recetas de zumos de naranja que añaden algunos toques y variantes de sabor (y más suplementos vitamínicos). Los hemos clasificado según sus beneficios y bondades.

  • Antioxidante: si añadimos a la naranja un poco de zanahoria aumentaremos las cualidades antioxidantes de nuestro zumo final.
  • Para el estómago: 3 piezas de naranja y 3 piezas de manzana pueden configurar una variante curiosa en sabores y muy eficaz para cuidar el intestino. A esta receta se le puede añadir un toque de jengibre, poderoso antibiótico.
  • Refrescante naranja tropical: una combinación exótica es la siguiente: 2 naranjas, 10 fresas, 1 plátano y 1 kiwi, así como medio limón. En conjunto obtendremos una mezcla de sabores ideal para el verano.
  • Delicatessen: zumo de naranja con espuma de melón. Necesitaremos 2 tajadas de melón, 2 zanahorias, 2 o 3 naranjas y dos cucharadas de miel. Primero se crea el zumo de naranja con zanahoria, luego se bate aparte el melón (intensamente para que genere espuma). Al recipiente con el zumo de naranja y zanahoria se le añade la miel y lentamente el melón. El equilibrio entre los componentes es la clave de su magia.

Las naranjas, examinadas en profundidad

En el contenido fibroso de las naranjas predomina la pectina, una sustancia muy útil para ayudar a reducir el colesterol. Al contacto con el medio líquido la pectina se transforma en gel. Esto ocurre a la altura del intestino, provocando así la absorción de agentes nocivos. Se dice también, y lo avalan algunos estudios científicos, que la pectina es anticancerígena.

Así que la naranja no sólo es una bomba de vitamina C, también incorpora otros elementos clave. Por eso, quizá, es una fruta que se consume en cualquier momento del año.

Su poder curativo se observa muy bien en el caso de los resfriados. 4 naranjas al día sirven para fortalecer el sistema inmunológico, de tal manera que los síntomas de este tipo de infecciones serán mucho menores.

Conclusión: la naranja es la madre de nuestras frutas sobre todo por motivos de salud, y hay muchas maneras de crear buenos zumos de naranja para todo el año sin perder el toque de originalidad y variedad

Descubre aquí más zumos y recetas curiosas

Leave a Reply